Noticias sustentables

Cómo es la Ley de Promoción de la Movilidad Sustentable

El proyecto se anunció tras una recorrida del Presidente Alberto Fernández por la planta de Toyota, en Zárate. El Ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el Secretario de Asuntos Estratégicos de la Nación y Presidente del CES, Gustavo Beliz, junto al CEO de la filial local de la automotriz japonesa, Daniel Herrero, brindaron detalles de la iniciativa que apunta a incrementar las exportaciones y crear más 20 mil empleos.

Un proyecto que busca transformar la industria automotriz y liderar el recambio hacia el uso de energías renovables.

El Gobierno Nacional presentó un proyecto de ley de Promoción de la Movilidad Sustentable, que fue trabajado por el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación y puesto a consideración del Consejo Económico y Social (CES). La iniciativa, anunciada luego de una recorrida por la planta de Toyota, en Zárate, encabezada por el Presidente Alberto Fernández, declara de “interés nacional y estratégico” el diseño, el desarrollo y fabricación de medios de movilidad propulsados por energías alternativas. Además, tiene por objetivo la reconversión y la utilización de vehículos sustentables, de producción nacional, y plantea una serie de beneficios fiscales para estimular la demanda y promover una fuerte inversión en la industria automotriz.

Durante el acto de lanzamiento, el Secretario de Asuntos Estratégicos de la Nación y Presidente del CES, Gustavo Beliz, aseguró que se trata de una “iniciativa extraordinariamente importante para el país, que revela que la mejor manera de predecir el futuro, es construirlo”. “Es una linda metáfora de lo que necesita la Argentina: que los empresarios, los trabajadores organizados, el sistema científico-tecnológico, la sociedad civil y el Estado confluyan en mesas que sean de un diálogo edificante, capaz de dar buenos frutos”, destacó Beliz, quien a su vez agradeció al Ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, el envío del proyecto al CES para la consulta, la opinión informada y la elaboración de propuestas. “Esto es muy importante porque la transformación estructural de la Argentina no es una tarea meramente tecnocrática, todo lo contrario: la sustentabilidad esencial que necesita el país es el diálogo, políticas que sean construidas de abajo hacia arriba; necesitamos un New Deal sustentable y qué mejor que hacerlo a partir de una reinvención y una reconversión justa y equitativa de la industria automotriz de nuestro país”, analizó.

Por su parte, el ministro Kulfas señaló que la iniciativa está pensada “en tres direcciones: la ambiental, pensando en el transporte del futuro, compatible con el ambiente; la sostenibilidad económica para que se convierta en un sector exportador, generador de divisas, que cree producción nacional sofisticada; y desde lo social, la creación de empleo, generando oportunidades”. “La pandemia ha acelerado esta agenda y Argentina tiene dos opciones: se convierte en un país que produzca y adopte tecnologías o tendrá que ver la transformación desde afuera, teniendo que importar la tecnología. Por eso es clave desarrollar una industria nacional, tecnológica, incorporando a todas las partes de la cadena productiva”, puntualizó.

Por último, el presidente de Toyota y de ADEFA, Daniel Herrero, celebró la presentación de la ley, y consideró que la industria automotriz está atravesando una transformación muy grande a nivel global y el cambio climático es una agenda común”. “La industria argentina debe llevar adelante ese camino, no puede perder el tren de la movilidad sustentable. Si seguimos trabajando en conjunto con el gobierno y los sindicatos, lo podemos lograr”, añadió.

El proyecto
A tono con otras experiencias que se llevan a cabo en el mundo, y a partir de los compromisos ambientales firmados por el país, la Argentina hace su aporte a la lucha global contra el cambio climático y busca transformarla en una oportunidad para el desarrollo productivo. Se trata de la posibilidad de tomar la delantera en la reconversión del sistema de movilidad, gracias a las ventajas comparativas de nuestro país: abundancia de materias primas (cobre, litio y energías renovables), un tejido autopartista robusto y recursos humanos y técnicos de alto nivel. En ese contexto, la ley propone una ventana de oportunidad para reposicionar y ampliar capacidades de la industria automotriz argentina en el mundo, promover inversiones por 8.300 millones de dólares, crear más de 20 mil puestos de trabajo calificado y obtener un ahorro acumulado de 10.7 millones de toneladas de CO2.

En concreto, se creará un Régimen que promoverá el diseño, investigación, innovación, desarrollo, producción, comercialización, reconversión y/o utilización de vehículos propulsados por fuentes de potencia no convencionales, estimulando la utilización creciente y sostenida de este tipo de vehículos, en todas sus modalidades: livianos, medianos, pesados, de pasajeros, de carga, la micromovilidad, los experimentales, entre otros. Además, propone al 2041 como fecha límite: desde entonces no se podrán comercializar vehículos con motor de combustión interna nuevos en el territorio nacional.

Para lograr estos objetivos, el texto enviado al Congreso establece un régimen de beneficios durante 20 años, tanto para la demanda (público comprador de vehículos) como para la oferta (terminales, e-autopartistas, fabricantes de baterías y cargadores, etc.). El financiamiento se realizará a través del Fondo Fiduciario de la Movilidad Sustentable (FODEMS) y las políticas de promoción estarán a cargo de la Agencia Nacional de Movilidad Sustentable, creada a instancias de esta ley, una institución de I+D con programas promocionales específicos, enfocada en la materia.

Del acto también participaron el Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus y el secretario de Industria y Economía del Conocimiento, Ariel Schale.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.